null Cómo cuidar nuestro peso durante las fechas navideñas

Cómo cuidar nuestro peso durante las fechas navideñas

Mientras que diciembre es un mes de comidas copiosas, turrón y mazapanes, en enero llega la época de dietas, detox y gimnasio. Sin embargo, disfrutar de esta época entre familiares y amigos sin descuidar nuestra alimentación – y peso por consiguiente – es posible.

 

 

 

Según datos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, la subida de peso durante las fechas navideñas oscila entre los dos y los cuatro kilos. La multitud de acontecimientos sociales durante todo diciembre que incluye comer y beber de forma abundante, el picar entre horas o las comidas altas en grasas son algunos de los motivos para entender por qué la Navidad engorda. A continuación, te ofrecemos varios consejos para no descuidarnos durante estas fechas.

 

 

 

Continuar con los hábitos

 

 

 

En la medida de lo posible es recomendable no modificar drásticamente los hábitos saludables que practicamos durante el resto del año. Es recomendable continuar con los horarios adquiridos, por ejemplo, realizando cinco comidas al día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena) para evitar llegar con demasiada hambre a la siguiente.

 

 

 

Asimismo, también es recomendable continuar con el ejercicio diario. Si, por ejemplo, nos hemos acostumbrado a salir a correr tres días a la semana, podemos continuar haciéndolo a pesar de estar de vacaciones de Navidad, o intentar compaginarlo con otras actividades que vayamos a realizar en esta época. Aprovecha también si tienes unos días libres para disfrutar de aquellos deportes de invierno como el esquí o el snow.

 

 

 

Comer de todo, sin excesos pero sin privarse

 

 

 

Se trata de comer de forma inteligente. Con las llegadas de las comidas y cenas familiares es habitual ver nuestra mesa llena de platos. Obsesionarse con la alimentación tampoco es positivo, así que lo mejor es que no nos privemos de comer lo que realmente nos apetezca, siempre y cuando lo hagamos con moderación. Si acumuláis una gran cantidad de platos a compartir encima de la mesa, opta por colocar una ración de aquello que más te guste sobre tu plato individual.

 

 

 

No dejes la fruta de lado

 

 

 

Es fácil encontrar recetas para el postre donde la fruta es el elemento principal. Prepararlo también puede ser divertido si contamos con la ayuda de los más pequeños del hogar. De esta forma, no solo terminaremos nuestras comidas de forma sana, sino que también fomentaremos los buenos hábitos en la alimentación de los niños.

 

 

 

El resto de días sin celebraciones opta por comidas ligeras

 

 

 

Si bien es cierto que diciembre solo tiene cuatro días festivos (Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo), en ocasiones acumulamos comidas y cenas “sociales”. El resto de días no te dejes llevar por la corriente y opta por prepararte un menú rico en vegetales, verduras, legumbres, frutas, etc. Te resultará un pequeño contraste frente a las copiosas cenas de los festivos, pero también agradecerás los nutrientes que estos alimentos te proporcionen y reducirás la sensación de pesadez.

 

 

 

Moderación con el alcohol

 

 

 

Igual que es difícil prescindir de abundante comida durante esta época, resulta similar con el alcohol. Desde las cervezas durante el aperitivo hasta brindar con la copa de champán después de la cena. Aunque te resulte complicado ir a contracorriente, no abuses del alcohol, reduce su consumo y busca alternativas.

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.