null ¿Cómo hago la Declaración de la Renta si me he divorciado?

La declaración de la renta supone un quebradero de cabeza para gran parte de la población española. De hecho más de la mitad de los contribuyentes españoles, el 56,2%, no tiene los conocimientos fiscales suficientes para hacer la declaración de la renta, según una encuesta de iAhorro. A este desconocimiento se puede sumar la circunstancia del divorcio, el cual conlleva más dudas a las personas que pasan por ello. ¿Cómo hago la Declaración de la Renta si me he divorciado?

El primer factor a tener en cuenta a la hora de producirse un divorcio tiene que ver con los hijos en común de la pareja que se haya divorciado. En caso de no tener hijos en común, el divorcio no tendrá un efecto mayor en la declaración de la renta, más allá de que ambos contribuyentes tendrán que realizar la Declaración de la Renta de manera individual.

En el momento en que se tienen hijos en común, tendremos que tener en cuenta factores como la custodia de los hijos, los mínimos por descendientes y las deducciones fiscales en los casos de pensión alimenticia y/o compensatoria.

La custodia legal de los hijos

A la hora de realizar el divorcio, el ex cónyuge que asuma la custodia legal de los hijos determinará la forma de hacer la declaración del IRPF para ambos. De esta manera, podrá hacer la Declaración de la Renta de manera conjunta con los hijos menores, o mayores incapacitados judicialmente que convivan con él o ella, obteniendo así una reducción de 2.150€ anuales en la base imponible.  En caso de que la custodia sea compartida, ambos progenitores tendrían derecho a realizar la Declaración de manera conjunta pero solo uno de ellos podría hacerlo en cada campaña de la renta.

Mínimos por descendientes

En cuanto a los mínimos por descendientes, el progenitor que cuente con la custodia legal de los hijos podrá aplicar este importe exento de tributación. Sin embargo, la Agencia Tributaria establece desde 2015 que “la convivencia se asimila a la dependencia económica, salvo que se satisfagan anualidades por alimentos a favor de dichos hijos”.  Esto indica que, en caso que la custodia de los  hijos sea compartida, el mínimo por descendientes podrá ser repartido entre ambos ex cónyuges.

Pensión alimenticia y compensatoria

Otro de los aspectos a tener en cuenta serán las deducciones fiscales en caso de pensión alimenticia y compensatoria. Las cuantías por pensiones alimenticias que reciba uno de los ex cónyuges no serán tributadas en la Declaración de la Renta. Por otro lado, la persona que abona dichas anualidades puede desgravarse por el pago de esta cantidad.

Respecto a la pensión compensatoria, el ex cónyuge que la percibe deberá declararla como rendimiento del trabajo no sometido a retención, y el que la paga puede desgravarla y reducirla de su base imponible, sin que la disminución suponga un resultado negativo.

¿Tienes más dudas acerca de la Declaración de la Renta 2018? En nuestro Blog En Confianza encontrarás una gran variedad de temas que pueden responder a tus preguntas, como “La Declaración de la Renta en caso de tener dos o más pagadores”, o “¿Cómo tributan las donaciones en la Declaración de la Renta?

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.