null Vivir unas Navidades muy saludables

Vivir unas Navidades muy saludables

A medida que nos adentramos en el mes de diciembre, nuestras agendas comienzan a colapsarse paulatinamente y llegamos a la víspera de la Navidad con citas y compromisos prácticamente diarios. A la falta de descanso, se unen cenas y brindis que, en ocasiones, pueden hacer mella en nuestro cuerpo y en nuestro ánimo en unas fechas que están pensadas para disfrutar.

Hoy mismo podemos tomar el control y decidirnos a seguir unos sencillos consejos que ayudarán a que este año las Navidades recuperen su paz, su sensación de bienestar y hasta sus dulces manjares. Se trata de unas simples pautas que pueden aplicarse a toda situación.

  1. Ejercicio adaptado a las circunstancias. Tener unos minutos es mucho mejor que no tener nada de tiempo. El lema de estas fechas es ¡moverse! Te recomendamos realizar tablas de ejercicios y estiramientos que, bien al principio o al final de la jornada, nos ayuden a mantener el tono muscular y evitar el sedentarismo, especialmente agudizado por el frío y las reuniones y encuentros sociales. Con 10-20 minutos será suficiente. También te puedes mantener activo si te decides a realizar a pie, dando caminatas, las compras y recados de estas fechas. ¡La calle nos espera!
  2. No cedas el control de cuánto y cómo comes. Que haya comidas especiales no quiere decir que debas relajarte y concederte excesos que pueden pasarte factura nutricionalmente hablando. Los dietistas recomiendan controlar 4 aspectos:

    1. Realiza cinco comidas diarias breves para evitar grandes períodos de ayuno.
    2. Bebe mucho líquido que contrarreste los excesos. No olvidar que la ingesta de agua debe aumentarse durante las cenas y comidas navideñas, saturadas de alcohol y bebidas edulcoradas.
    3. Reducir las grasas saturadas y dar espacio en los menús a comidas al vapor, verduras, pescado frente a grasas animales y postres basados en fruta.

  3. Tiempo para pensar. Parece una obviedad, pero solemos correr tanto que se nos olvida el propósito con el que celebramos las reuniones navideñas. ¿Qué es lo más importante para ti en Navidad? ¿Qué es lo que hace que sea única? ¿Qué echarías en falta si no estuviera? Quizá te ayude a jerarquizar los planes, a evitar aquellos que no te aporten, a dedicar el tiempo a lo realmente necesario, a buscar un sentido a las fiestas que creías perdido, espiritual y humano.

Seguir estos consejos hará de tus fiestas algo distinto este año ¡seguro! ¿Se te ocurren otros que nos hagan pasar realmente unas Navidades saludables?

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.