null RENTA 2014: ¿Y si no puedo pagarle a Hacienda?

RENTA 2014: ¿Y si no puedo pagarle a Hacienda?

Puede que no hayamos previsto bien nuestras cuentas, la declaración de la renta nos salga a pagar y nos encontremos con que no podemos permitírnoslo en ese momento. Aunque Hacienda se encarga de retener parte de nuestro salario de forma preventiva precisamente para evitar que esto suceda, no es infrecuente que pase. Sin embargo, tenemos dos alternativas para aliviar nuestra situación, aunque son mutuamente excluyentes y tenemos que pensar con calma cuál elegir.

La primera posibilidad es fraccionar el pago del IRPF. El procedimiento es sencillo. Consiste en indicarlo en la última página del Programa P@dre o de la misma declaración en papel. De este modo, el pago quedará fraccionado en dos partes, teniendo que abonar la primera (un 60 por ciento del total a pagar) en el plazo legal para presentar la declaración (hasta el 30 de junio sin domiciliación bancaria; hasta el 25 de junio utilizando este modo de pago) y el 40 por ciento restante antes del 5 de noviembre.

Aplazar el pago es otra opción, aunque resulta algo más complicada. Consiste en que seamos nosotros quienes le propongan a Hacienda un plan de pago fraccionado, aunque esta vez el fisco nos cobrará interés por hacerlo. Este recargo dependerá del precio al que fluctúe el dinero en ese momento, rondando habitualmente el 5 por ciento. De hecho, el proceso es similar al de solicitar un préstamo ya que si nuestra deuda con Hacienda supera los 18.000 euros, tendremos que presentar un aval. La propuesta deberá detallar las razones por las que solicitamos el aplazamiento, aunque no hay que aportar documentos adicionales que apoyen nuestra carta. No se puede aplazar el pago de cantidades inferiores a los 300 euros. Si nuestra propuesta de aplazamiento fuera rechazada, la propia carta que nos envían especificará la fecha en que habremos de abonar.

De cualquier modo, lo que nunca debemos hacer es no presentar la declaración por miedo a no poder hacer frente al pago. Hacer la declaración es una obligación (salvo que no lleguemos al mínimo) y Hacienda nos puede imponer fuertes sanciones por no hacerlo.

Si quieres tener más información sobre la RENTA 2014, no te pierdas nuestros últimos contenidos relacionados:

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.