null Mitos y verdades sobre la ingesta de hidratos de carbono

La cantidad de información que recibimos al día se ha multiplicado gracias al uso de redes sociales como Facebook, Twitter o WhatsApp, ya que invitan a la propagación de las conocidas ‘fake news’, o noticias falsas sobre una gran variedad de temas, como la comida. ¿Cuántas veces hemos oído hablar a gente ajena al mundo de la nutrición, o incluso nosotros mismos, sobre temas de conducta alimenticia? En este post comprobaremos los principales mitos y verdades sobre la ingesta de hidratos de carbono.

 

“Para adelgazar hay que dejar de comer pan”

Falso. Una de las creencias más comunes relacionadas con los hidratos de carbono tiene que ver con el pan. El pan es uno de los alimentos más consumidos en España; cada español ingiere de media 32,52 kilos de este alimento. Pese a que la creencia común diga que a la hora de iniciar una dieta debemos quitar el pan de nuestras comidas, un estudio realizado por el doctor Lluis Serra Majem y la doctora Inmaculada Bautista Castaño del Grupo de Investigación en Nutrición de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, ha demostrado cómo el consumo de pan ayuda a la pérdida de peso, además de indicar que colabora para llevar una dieta correcta y equilibrada. El problema a la hora de perder o ganar peso reside en la comida principal con la que empleamos el pan como complemento.

Otros mitos acerca del pan tienen que ver con la miga  del pan. La creencia que proclama que “la miga engorda más que la corteza” es falsa, ya que tanto la corteza como la miga tienen contienen los mismos ingredientes, a diferencia de que la miga contiene un mayor índice de agua.

 

“El pan integral tiene muchas menos calorías”

Falso. El aporte calórico del pan blanco y del pan integral es muy similar. 100 gramos de pan blanco aportan 277 calorías, frente a las 258 del pan integral. Es decir, la única diferencia se encuentra en los micronutrientes y sobretodo la fibra presente en el segundo, un nutriente fundamental que sí puede ayudar a la pérdida de peso ya que prolonga la sensación de saciedad y ayuda al correcto funcionamiento del tránsito intestinal.

 

Los hidratos de carbono por la noche engordan”

Falso. Este mito resulta ser uno de los más comunes, y según el nutricionista Juan Revenga, no existe ningún estudio científico que demuestre que evitar los hidratos de carbono por la noche favorezca el adelgazamiento, ni que comer pasta, o arroz en la cena aumente el riesgo de engordar. Simplemente, el factor que hace que los hidratos hagan engordar dependerá del consumo en exceso de estos. Es decir, si a lo largo del día una persona no ha consumido la cantidad recomendada de hidratos de carbono para llevar a cabo las funciones vitales básicas, consumir hidratos por la noche hará que cumpla dicha ingesta que la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) sitúa entre el 50 y 60% del total de la energía diaria.

En definitiva, a la hora de lidiar con los hidratos de carbono, se trata de entender que no todos los carbohidratos son iguales en cuanto a niveles calóricos y propiedades nutritivas, y que para seguir una dieta equilibrada debemos encontrar un balance energético y no exceder la ingesta calórica.

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.