null ¿Qué crema solar debo utilizar?

¿Qué crema solar debo utilizar?

Nos encontramos en pleno verano y las horas en las que nuestra piel se expone a los rayos ultravioleta se incrementan. Pese a la constante publicidad sobre cremas solares que tenemos, es muy probable que aún no sepamos qué componentes debe tener y la funcionalidad de cada uno. La luz solar nos aporta muchos beneficios, pero también puede crear cambios en la estructura de nuestra piel, provocar manchas y quemaduras, lunares y melanomas… es por ello que la crema solar es un factor clave para el cuidado de nuestro cuerpo, pero… ¿Cuál debo usar?

 

 

 

Lo primero que solemos hacer antes de hacernos con un protector solar es mirar la cifra de su factor de protección (FPS). Como nos indican desde Cuídate Plus, el factor de protección solar es un número que indica la capacidad de defensa frente a los rayos de sol. Este factor no indica la potencia con la que la crema protege la piel, sino el periodo de tiempo en el que se proporciona protección.

 

 

 

La cifra que aparece como FPS, tendrá que ser multiplicada por el número de minutos que nuestra piel tarda en quemarse estando expuesta al sol, como bien indica Buena Vida. La media se encuentra cerca de los 10 minutos, por lo que una crema de, por ejemplo, FPS 30, nos protegería durante 300 minutos (5 horas). Sin embargo, esto se trata de una estimación, ya que debemos tener en cuenta factores como la zona en la que estamos expuestos al sol, las diferentes horas del día, y si nos bañamos en el mar o la piscina, entre otros.Para poder elegir el FPS correcto, debemos tener en cuenta el fototipo de la persona, el cual viene determinado el color de ojos, pigmentación de la piel, el pelo… todos estos factores determinarán la sensibilidad hacia los rayos solares.

 

 

 

Existe una gran variedad de fototipos, según Cuídate Plus:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Fototipo I: lo conforman personas con pieles muy pálidas, características de la gente pelirroja. Estas personas tienden a quemarse con facilidad, sin llegar a obtener un bronceado.
  • Fototipo II: lo conforman personas con piel blanca y sensible. Suelen ser personas con el pelo rubio o claro. Al igual que con el Fototipo I, estas personas tienen mayores dificultades para obtener bronceado y más facilidad para las reacciones alérgicas al sol.
  • Fototipo III: lo conforman personas con pieles de color intermedio y pelo castaño, capaces de coger algo de bronceado.
  • Fototipo IV: Personas con piel y pelo oscuros, tienen mucha facilidad para obtener bronceado.
  • Fototipo V: pieles caracterizadas por ser algo más oscuras que en el fototipo anterior.
  • Fototipo VI: Lo conforman personas con piel negra.

 

Además del factor de protección solar y los fototipos, es necesario también tener en cuenta el índice de radiación ultravioleta:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Radiación UV baja: valores 1 a 3.
  • Radiación media: valores 4 a 6.
  • Radiación alta: valores 7 a 9.
  • Radiación extrema: superiores a 10.

 

Dependiendo del nivel de radiación y los tipos de fototipos, el Ministerio de Sanidad  recomienda que se elija el factor de protección solar de la siguiente manera:

 

 

 

 

 

 

Para poder conocer el índice ultravioleta de la región que nos interesa, simplemente tenemos que acudir a la web de la Agencia Estatal de Meteorología, buscar la zona que queremos y obtendremos el índice ultravioleta, además de la temperatura.

 

 

 

Una vez sabemos qué crema solar debemos utilizar, podemos proteger a nuestra familia del sol este verano con mayor tranquilidad. Además, la Agencia Española de medicamentos y productos sanitarios junto al Ministerio de Sanidad nos proporcionan  una lista de consejos adicionales para protegernos de la luz solar.

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.