null La demencia, una de las principales causas de dependencia en España

La demencia, una de las principales causas de dependencia en España

Como ya hemos comentado en distintas ocasiones, la dependencia se ha mostrado como uno de los grandes problemas de nuestra época que, además, debido al aumento de la longevidad, se irá agravando con el paso del tiempo. El 30 de abril de 2017 se contabilizaban 1.644.982 solicitudes de reconocimiento de dependencia en los organismos oficiales, de las cuales un 65% correspondían a mujeres y un 35% a varones. De ellas, 1.528.485 disponían de resolución administrativa, con 1.211.885 con derecho a una prestación.

Además del sistema público, existen otras alternativas para contribuir a mantener la calidad de vida de los afectados, como es el caso del aseguramiento privado, que aún cuenta con una breve trayectoria en nuestro país. A pesar de ello, el seguro ya comienza a responder a la situación; en este sentido, PSN lanzó su primer seguro de Dependencia a finales de 2012 y un año después se convertía en la primera aseguradora en ofrecer una gama en esta tipología de productos. Hoy ya está abonando prestaciones a asegurados que en su día decidieron estar protegidos ante una posible situación de dependencia; se trata de rentas con carácter vitalicio y cuyo objetivo es cubrir las necesidades económicas o asistenciales de estos mutualistas.

Es habitual que tendamos a pensar en la dependencia como sinónimo de reducción de las capacidades motoras del afectado: dificultades o imposibilidad de caminar, de comer de manera autónoma, etc. Sin embargo, el deterioro cognitivo, y en especial la demencia en sus diferentes formas (Enfermedad de Alzheimer, Demencia Vascular, Frontotemporal, de Cuerpos de Lewy etc.) constituye unos de los procesos que más condicionan la situación de dependencia de un paciente.

¿Qué es y cómo se reconoce la demencia?

El deterioro cognitivo leve y la demencia se caracterizan por el hecho de que las personas presentan problemas de memoria mayores que lo esperado para la edad del individuo y su nivel educativo. En el caso del deterioro cognitivo leve, esta situación no interfiere notablemente con las actividades de la vida diaria. Por el contrario, en el caso de la demencia, los déficits cognitivos son más severos y frecuentes y tienen efecto en la vida diaria.

En este sentido, los criterios de la Sociedad Española de Neurología para el diagnóstico de la Demencia son los siguientes:

  1. Alteraciones de al menos dos de las siguientes áreas cognitivas:
  • Atención o concentración
  • Lenguaje
  • Gnosias (reconocimiento visual o auditivo)
  • Memoria
  • Praxias (movimientos que se realizan con un objetivo)
  • Funciones visuospaciales
  • Funciones ejecutivas (las que dirigen la conducta y la actividad cognitiva y emocional)
  • Conducta
  1. Estas alteraciones deben ser:
  • Adquiridas, con deterioro de las capacidades previas del paciente comprobado a través de un informador fiable o mediante evaluaciones sucesivas
  • Objetivadas en la exploración neuropsicológica
  • Persistentes durante semanas o meses y constatadas en el paciente con nivel de conciencia normal.
  1. Estas alteraciones son de intensidad suficiente como para interferir en las actividades habituales del sujeto, incluyendo las ocupacionales y sociales.
  2. Las alteraciones cursan sin trastorno del nivel de conciencia hasta fases terminales, aunque pueden ocurrir perturbaciones transitorias intercurrentes.

El test del reloj

Entre los diversos tests neuropsicológicos que se emplean más habitualmente para valorar el estado cognitivo de las personas con demencia, se encuentra el Test del Reloj, una prueba que, aunque de fácil aplicación, debe ser realizada e interpretada siempre por médicos y psicólogos expertos en esta enfermedad. Evalúa diferentes mecanismos implicados en la ejecución de la tarea, y para su realización se pide al paciente que dibuje un reloj que marque las 11:10, puntuando la realización de la esfera, las manecillas y los números.

 

Miguel Cantos, responsable de Selección de Riesgos de PSN.

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.