null ¿Conoces la compra colectiva de energía?

¿Conoces la compra colectiva de energía?

Como consecuencia de las continuas subidas de precio en los últimos meses, la factura de la luz es uno de los documentos más temidos a final de mes en los hogares españoles. Este hecho, acompañado de un histórico de facturas por parte de las comercializadoras tradicionales excesivamente complicadas de entender, han originado la desconfianza generalizada de los usuarios hacia el sector eléctrico.

 

 

 

Según el estudio Eurostat para la primera mitad del 2017, el importe de la electricidad en España fue el quinto más elevado de la UE. En ese período, experimentó un aumento del 5,1% entre el primer semestre de 2016 y 2017, también anotando el sexto mayor incremento de la eurozona.

 

 

 

Además, las conclusiones del último estudio sobre el consumo en los hogares españoles realizado por el IDAE, indican que una casa española gasta de media 990 euros al año en energía. El principal gasto, según el estudio, es la calefacción, que puede representar la mitad de todo el consumo. En una casa aislada en una zona fría puede llegar al 71%.

 

 

 

En este marco, han surgido con fuerza en España los últimos años iniciativas de ahorro como la compra colectiva de energía. Es la gran apuesta de la Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE) y Selectra.

 

 

 

¿Cómo funciona la compra?

 

 

 

El funcionamiento es sencillo. Una empresa o asociación lanza la compra colectiva, la gente se apunta a ella y después las compañías brindan una oferta para ese producto.

 

 

 

Desde el momento de apertura del plazo de inscripción, todo aquel que lo desee pueda preinscribirse sin compromiso eligiendo la categoría en la que esté interesado: electricidad, gas u oferta conjunta de ambas energías.

 

 

 

Una vez creado el grupo de compra, empieza la negociación y subasta entre los proveedores de energía que decidan participar en un plazo determinado de tiempo. Gana la compañía que publique la mejor oferta, es decir, la asociación promotora escoge la que mejor precio y condiciones ofrezca a los consumidores. Obviamente, cuanta más gente se suma, mayor es el ahorro que se consigue.

 

 

 

Tras tomarse la decisión, se publicará el resultado y también se avisará a todos los participantes. A partir de ahí, cada uno tiene que decidir si quiere o no cambiarse a esta nueva oferta. Es decir, como consumidores podemos apuntarnos a la compra colectiva, ver la oferta seleccionada y cambiarnos si nos interesa.

 

 

 

Síguenos y suscríbete a nuestro blog si deseas estar al día de consejos sobre ahorro familiar y personal así como información de calidad sobre previsión y finanzas.

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.