null Cuánto cuesta ser madre

Aunque según el país del mundo la fecha de celebración puede variar, el Día de la Madre es una de las festividades más ensalzadas. En España, Hungría, Lituania, Portugal y Sudáfrica, el primer domingo de mayo se rinde homenaje a todas y cada una de las madres. Se trata de uno de los días más bonitos por aquellas que nos dieron la vida en su momento. Sin duda, para muchas mujeres convertirse en madre es una de las mejores decisiones de su vida aunque conlleve un gran esfuerzo y trabajo.

No obstante, cada vez son menos las mujeres que deciden dar este paso en sus vidas. Durante el año 2017 el dato de nacimientos en España fue de 391.930, según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística. Si comparamos con el histórico, esta cifra fue la más baja desde el año 1996. Además no solo desciende la tasa de natalidad, también lo hace el número de hijos por mujer. En 2017 esta cifra se situó en 1,31 frente al 1,34 de 2016.

Conciliación laboral: una de las trabas frente a la maternidad

 La sociedad y las distintas transformaciones vividas en las últimas décadas han tenido como resultado la creciente participación laboral de las mujeres, un gran avance en nuestra historia. No obstante, esta es una de las razones por las que se entiende la reducción de la tasa de natalidad.

La falta de conciliación entre vida laboral y familiar de la mujer es objeto de análisis, informe y debate en nuestro día a día. A su vez, esta falta de conciliación es visible, igualmente, en la conocida como brecha salarial. En ciertas ocasiones, la mujer continúa con miedo a ser madre para evitar perder su puesto o, en el mejor de los casos, con miedo a descender en puestos laborales. Según los datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las mujeres que han decidido ser madres cobran un 17% menos que los hombres y un 5% menos que otras mujeres que no son madres.

Precio económico: otra traba al plantearse ser madre

Por si fuera poco, entre las trabas de la conciliación laboral y la brecha salarial, el poder adquisitivo es otra de las barreras al plantearse tener un hijo. Si bien es cierto que ser madre otorga ciertas habilidades y competencias a las mujeres, así como una fuente inagotable de cariño, también es una realidad el precio económico que supone criar un hijo.

BBVA, a través de una herramienta denominada Baby Planner, tasa en una media de 626 euros mensuales el coste de tener un bebé. En este gasto se incluye la alimentación (con un importe aproximado de 68€), ropa y accesorios (130€), higiene (58€), salud (70€) y gastos en guardería y canguro (cerca de 300€). Además de estos gastos, hay que tener en cuenta productos como el carro de paseo, la cuna, la bañera, etc. Este equipamiento lo cifra en un coste de 1.490€.

Si bien es cierto que se trata de una aproximación. Es decir, podemos ahorrar dinero en ropa y accesorios siempre y cuando podamos reutilizar, por ejemplo, aquellos que utilizaron generaciones anteriores o ropa de bebé que nos regalen familiares y amigos. Igualmente, uno de los gastos más elevados, el de la guardería y canguro, también dependerá de la situación personal de cada padre y madre y, sobre todo, de la disponibilidad de contar con ayuda en el cuidado del pequeño. 

Otro de los informes que analiza el coste de tener un hijo es el presentado por la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios. Ya en un estudio elaborado en el año 2006, concluyó que criar a un hijo hasta los 18 años cuesta un mínimo de 98.205€ y un máximo de 301.174€. Sin embargo, si trasladamos esta cifra acorde al IPC general actual, hablamos de un gasto mínimo de 118.926€ y un máximo de 364.721€.

Teniendo en cuenta el salario medio, se trata de cifras en principio asumibles en caso de ser una pareja, pero que quizá no lo sean tanto para madres solteras o familias monoparentales en general. En cualquier caso, lo más recomendable a la hora de plantearse tener un hijo es no dejarse llevar únicamente por los sueños o las ansias de la maternidad y elaborar una buena planificación financiera. Para ello, se puede hacer uso de algunos productos que nos ayudarán en nuestro ahorro.

  • PSN Ahorro Flexible. Contar con un seguro que además haga crecer nuestros ahorros nos permitirá contar con un margen más desahogado en nuestra planificación.
  • PSN Master. Siempre es fundamental asegurar la educación de los hijos. Para ello, un seguro de ahorro para estudios como el de PSN ofrece un capital dirigido a la formación, además de recuperar las primas abonadas en caso de fallecimiento del asegurado.
Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.