null Consejos para aliviar la alergia primaveral

Consejos para aliviar la alergia primaveral

Por fin ha llegado la soñada primavera. También llega un período no tan agradable de alergias primaverales, que llegan a afectar al 15% de la población en España fundamentalmente por el polen, cuya producción se incrementa en esta estación.

 

 

 

El cuadro alérgico puede quedarse en una serie de síntomas leves, aunque molestos, o complicarse por distintos factores como la contaminación, el polvo o las altas temperaturas. Estos cambios son los que hacen que se creen cuadros muy complejos que pueden afectar a nuestro sistema inmunológico.

 

 

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

 

Son fácilmente identificables:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Rinitis
  • Tos
  • Picor en los ojos
  • Picor en la nariz
  • Congestión nasal
  • Sensación de ahogo
  • Molestias a la luz
  • Irritación y enrojecimiento en la piel

 

 

Pautas de prevención

 

Además de las pautas médicas y la ingesta de la medicación especial recomendada por nuestro médico, existen una serie de sencillas recomendaciones que nos ayudarán.

 

 

 

En referencia a los espacios que habitamos:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Procurar permanecer en espacios cerrados cuando el mapa de pólenes sea alto y especialmente en días de mucho viento.
  • Para ventilar la casa o el lugar de trabajo, hay que evitar hacerlo a primera hora de la mañana y por la noche.
  • También viajar en coche con las ventillas subidas.
  • Usar humidificadores y aire acondicionado con filtro anti-polen.
  • Si tenemos síntomas leves, se debe evitar hacer deporte al aire libre en las primeras y últimas horas de la jornada. Y no hacer actividad física al aire libre de ningún tipo a lo largo del día si nuestra alergia es grave.

 

Y los objetos que usamos:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • No secar la ropa al aire en zonas abiertas, menos aún en zonas ventosas.
  • Usar gafas de sol cuando se salga a la calle para evitar que el polen entre en contacto con los ojos.
  • Cambiarse de ropa cada vez que notemos dificultades para respirar bien, picor excesivo y ahogos por tos. Especialmente es recomendable ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa.
  • Lavar sábanas, cortinas y peluches (en el caso de los niños) con más frecuencia. Incluso llegar a retirarlos definitivamente.
  • Parece obvio, pero a veces no nos damos cuenta de la presencia de plantas en la casa. Hay que procurar no tener plantas de interior y evitar exponerse a las de exterior.

 

Cuídate, cambia un poco tus rutinas, será sólo temporalmente y así podrás disfrutar de esta estupenda primavera que nos brinda, por otro lado, variados planes para disfrutar.

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.