null Día mundial de la asistencia humanitaria

Día mundial de la asistencia humanitaria

Mañana día 19 se celebra el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria bajo el lema “El Mundo que Preferirías”.  Para todos nosotros es un recordatorio anual de la necesidad de actuar para aliviar el sufrimiento. Es también una ocasión para honrar a los trabajadores humanitarios y los voluntarios que se afanan en primera línea de conflicto y especialmente a los que han perdido la vida en esta labor fundamental. Rendimos homenaje a los hombres y mujeres entregados que afrontan peligros para ayudar a otros que corren riesgos aún mayores.

La campaña tiene unos objetivos concretos: recaudar dinero para el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia establecido por las Naciones Unidas y conseguir el apoyo de personas de todo el mundo para que actúen como mensajeros de la humanidad. Necesitamos que todas las personas exijan a sus sociedades y sus Gobiernos que pongan la humanidad en un primer plano.

Un récord de 130 millones de personas depende de la asistencia humanitaria para sobrevivir. Agrupadas, estas personas necesitadas constituirían la décima nación más poblada en la Tierra.

¿Qué entidades claves de la ONU prestan ayuda humanitaria?

Hay cuatro entidades de la ONU que desempeñan papeles fundamentales a la hora de prestar asistencia humanitaria: el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Agencia de la ONU para  los Refugiados (ACNUR), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA). El PNUD es la agencia responsable de las operaciones de mitigación y prevención de desastres naturales y de preparación para estos. Cuando se producen emergencias, los coordinadores residentes del PNUD coordinan los esfuerzos de socorro y rehabilitación a nivel nacional.

Ayudar a los refugiados

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) surgió a raíz de la Segunda Guerra mundial para ayudar a los europeos desplazados por el conflicto. La agencia dirige y coordina medidas internacionales para proteger a los refugiados y solucionar sus problemas en todo el mundo. La Asamblea General creó el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA) para prestar ayuda de emergencia a unos 750.000 refugiados palestinos que habían perdido sus hogares y sus medios de vida como resultado del conflicto árabe-israelí de 1948.

Ayudar a los niños

Desde su fundación, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha trabajado para atender a tantos niños como sea posible y proporcionarles soluciones efectivas y asequibles con el objetivo de contrarrestar las principales amenazas para su supervivencia. UNICEF también insta constantemente a los gobiernos y las partes beligerantes a proteger a los niños de manera efectiva.

Alimentar a los hambrientos

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) presta ayuda a millones de personas víctimas de los desastres. Es responsable de movilizar alimentos y fondos en las operaciones de alimentación para refugiados a gran escala gestionadas por ACNUR.

A menudo se recurre a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para ayudar a los agricultores y ganaderos a restablecer la producción tras inundaciones, epidemias que afecten al ganado y emergencias similares. El Sistema Mundial de Información y Alerta Temprana de la FAO publica informes mensuales sobre la situación mundial de la alimentación. Las alertas especiales, dirigidas a los gobiernos y las organizaciones humanitarias, identifican  los países amenazados por la escasez de alimentos.

Curar a los enfermos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) coordina la respuesta internacional a las emergencias sanitarias. La OMS es responsable liderar en temas de salud mundial, programar la agenda de investigación sanitaria, establecer criterios y estándares, articular políticas fundadas en hechos y proporcionar asistencia técnica a los países, además de supervisar y asesorar en materia de salud. En el siglo XXI, la salud es una responsabilidad compartida que requiere un acceso equitativo a los servicios sanitarios básicos y una defensa colectiva ante los peligros transnacionales.

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.