null Ejercicio físico y vejez: ¡un tándem perfecto!

Ejercicio físico y vejez: ¡un tándem perfecto!

El ejercicio físico y la vida activa retrasan de forma muy significativa la aparición del síndrome de la fragilidad vinculado a la edad. La OMS recomienda el ejercicio físico en personas en la tercera edad, siempre adaptado a la situación particular del individuo en forma y tiempo. Destaca los dos principales beneficios que se observan en personas que realizan actividad física dirigida:

  1. Presentan menores tasas de mortalidad por todas las causas: cardiopatía coronaria, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo 2, cáncer de colon y de mama, y depresión, un mejor funcionamiento de sus sistemas cardiorrespiratorio y muscular, y una mejor masa y composición corporal.
  2. Presentan una mayor salud funcional, un menor riesgo de caídas, unas funciones cognitivas mejor conservadas, y un menor riesgo de limitaciones funcionales moderadas y graves.

Según el Libro Blanco de la Fragilidad publicado por la Asociación Internacional de Gerontólogos y Geriatras (IAGG Garn), la fragilidad “es un estado clínico que aumenta la vulnerabilidad de un individuo para desarrollar dependencia y/o aumentar la mortalidad cuando es expuesto a un factor del estrés causado por el envejecimiento”.

Recomendaciones generales sobre la realización de ejercicio físico y deporte

En primer lugar insistiremos en un tema clave: ha de estar adaptado a la forma física y estado de salud de cada persona. En ningún caso se puede generalizar y nunca debe hacerse sin supervisión médica.

  1. A la semana se recomienda practicar 150 minutos de actividades físicas moderadas.
  2. El tipo de ejercicio deberá ser aeróbico, entrenamiento de fuerza, equilibrio y
  3. No sería recomendable que las sesiones durasen menos de 10 minutos.
  4. También las personas con movilidad reducida pueden realizar actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.
  5. Se deben incluir actividades orientadas a fortalecer los principales grupos de músculos.

En la Guía de Ejercicio Físico para Mayores de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología se puede encontrar una amplia información sobre todas las modalidades y tipos de ejercicios. Incluye este completo programa semanal:

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología indica además que, cuando sea posible, es muy recomendable la práctica de deporte ya que aúna resistencia, velocidad y fuerza, además de muchos otros aspectos positivos:

  1. Refuerza la seguridad en uno mismo y la autoestima
  2. Facilita las relaciones sociales
  3. Desarrolla la capacidad intelectual

Incluye una relación de deportes que no es recomendable practicar ya que requieren una forma física muy completa, como las artes marciales o la lucha, patinaje, atletismo, esquí, alpinismo, hockey y atletismo.

Entre los que recomienda, están la natación y el aquagym, tenis, baloncesto, footing y marcha, golf y vela.

¿Nos animamos? ¡Dinos cuál es tu ejercicio favorito y qué beneficios estás percibiendo ya!

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.