null Cómo disfrutar de Halloween con niños

Cómo disfrutar de Halloween con niños

Aunque Halloween es una fiesta de origen anglosajón, cada año podemos ver cómo su implantación en España es mayor, especialmente entre los más pequeños, aunque cada vez se organizan más eventos enfocados al público adulto amante de los disfraces y el terror.

Lo cierto es que esta fiesta cuenta con detractores tan acérrimos como sus defensores, pero lo que es innegable es que, si sabemos aprovecharla, puede suponer una oportunidad de oro para disfrutar junto a nuestros hijos. En este post te damos algunas ideas.

  1. Fabricar nuestros propios disfraces. El entrar en la piel de otro personaje es uno de los principales atractivos para los más pequeños, y ya que la idea es pasar tiempo en familia, qué mejor que ponernos manos a la obra con la elaboración de disfraces. Lógicamente, no se trata de que los menos mañosos ni los peques pasen un mal rato, por lo que el nivel de dificultad puede variar dentro de la sencillez: desde imprimir caretas que descarguemos de Internet sin necesidad de más complicación, hasta vestirnos de pies a cabeza con elementos bastante sencillos, pero perfectamente caracterizados. Por supuesto, sin olvidar los vistosos maquillajes que tanto gustan a los niños.
  2. Aterrar con nuestras dotes para la cocina. Hacer un picoteo sencillo para la tarde-noche de Halloween puede ser muy entretenido, y los más pequeños de la casa se lo pasarán en grande cuando vean que pueden ayudar en la elaboración de distintos platos relacionados con monstruos, fantasmas o calabazas. Sin embargo, es cierto que en lo que respecta a la cocina, cada vez hay más gente que busca la perfección, tanto estética como en el sabor: para ellos, proponemos una jornada intensa de repostería creativa temática.
  3. Vestir nuestra casa acorde a las circunstancias. Éste es un punto casi obligatorio, es importante crear ambiente. Lógicamente, no pretendemos llegar al nivel de las películas americanas, pero con algunos elementos fáciles de conseguir y la inestimable ayuda de nuestros hijos, la casa puede conseguir una decoración muy vistosa a base de manualidades.
  4. Juegos festivos. Si se da la posibilidad de que todas estas actividades se puedan realizar en grupo, aunque no sea numeroso, nuestros pequeños disfrutarán de lo lindo si les proponemos unos juegos temáticos. No es necesario llevar a cabo grandes inventos, basta con ‘vestir’ los entretenimientos de siempre con algún elemento relacionado con Halloween.
  5. Fiestas y eventos organizados. Por supuesto, acudir a una celebración fuera de casa siempre es una opción divertida. Muchas empresas, parques temáticos, lugares de entretenimiento infantil, centros comerciales, ayuntamientos, y un largo etcétera, organizan eventos de todo tipo, tanto para mayores como para pequeños. Sólo es necesario informarnos de las distintas actividades que se van a celebrar en nuestro municipio.

Y tú, ¿tienes pensado celebrar Halloween? ¿Qué planes tienes para esa noche? Compártela con nosotros en los comentarios.

Escribe un comentario

Tu comentario será revisado por nuestros editores antes de ser publicado. Tu email nunca será publicado.

Este campo es obligatorio.